3 consejos antes de ir a un club libertino

Ir a un club libertino por primera vez no es decisión fácil. La imagen que la gente tiene de estos lugares es a menudo falsa. Y puede frenar a algunos a dar el paso. Y entonces perderse de momentos exquisitos. Algunos se preguntan también si las fantasías deben ser satisfechas o seguir siendo fantasías. Les daré mis consejos para dar el paso en las mejores condiciones.  

Establecer las expectativas 

Lo primero que deben hacer antes de ir a un club libertino es definir claramente sus expectativas. Para poder vivir la experiencia al máximo.  ¿Por qué quieren ir a un club libertino? ¿Qué prácticas les apetece probar? ¿Quieren simplemente mirar o participar? ¿Con cuántas parejas planean tener sexo? ¿Cuáles son sus  límites? ¿Las cosas que no les satisface hacer? 

Estas son las preguntas que se deben resolver antes que nada. No todos tenemos los mismos deseos ni las mismas fantasías. Y para eso debemos pensar en el motivo que nos empuja a cruzar la puerta. 

Elegir bien el lugar 

Como lo harían para cualquier club, es importante estar bien informado sobre el lugar al que quieren ir. Para que cumpla con sus expectivas, informense de los temas que ofrecen, la clientela, las prácticas sexuales ejercidas, las normas y los precios del lugar. Cada club tiene sus noches temáticas, noches dedicadas a solteros, parejas, prácticas sexuales particulares... 

Busquen algunas recomendaciones de las personas que ya han frecuentado tal o cual lugar en los foros y sitios de citas. Y yo por mi parte les diré mis clubs libertinos y sitios de citas favoritos para tener sexo). Saber de qué va ayudará a estar relajado al llegar y disfrutar de la noche. Al igual que en los sitios de citas, hay que tener cuidado con las promesas gratuitas. Ya que a menudo resultan ser de mala calidad. 

Inspeccionar el lugar y comunicar

Ya está, se han atrevido, saben cuáles son sus expectativas y han elegido bien el lugar. Llegan al club de todos los placeres con la excitación a tope. ¡Un poco de calma para que todo salga bien! Lo primero será identificar los diferentes espacios que ofrece el club. Para luego dirigirse a  aquel que mayor deseo les provoque. Tómense su tiempo para descubrir los espacios dedicados a tal o cual práctica. La pista de baile, el bar, el sauna o incluso el hammam. Esto evitará que se encuentren en situaciones incómodas. 

Una vez que hayan elegido el lugar y a la o las personas para satisfacer sus deseos, es  importante comunicarlo y consensuarlo con ellas. La gente es cariñosa en la mayoría de los clubes libertinos. Y al igual que vosotros están allí para divertirse y compartir. Comuniquen sus expectativas y límites. No duden en declararlo si es su primera vez. Les cuidarán muy bien. No olviden que se trata ante todo de pasarla bien, con respeto y placer. Estoy segura de que les gustará y tal vez como yo, se vuelvan adictos.

Laisser un commentaire